MANTENIMIENTO DE PALMERAS: PODA Y LIMPIEZA

En estado natural, las palmeras siempre tienen el mismo número de palmas, respetando un
equilibrio (dejan secar palmas que han cumplido su función y sacan el mismo número de
palmas nuevas).

La poda consiste en la eliminación de hojas, hijuelos, inflorescencias e infrutescencias
(flores y frutos), sin dañar el estípite ni el cogollo de la palmera, cuyo objetivo persigue:
• Seguridad: Eliminación elementos secos (hojas, inflorescencias, etc.) por el peligro que
supone una posible caída sobre personas o bienes; eliminación de hojas en contacto con
líneas eléctricas, que ocupen la calzada y aceras, reduzcan la visibilidad, etc.
• Sanitarios: Eliminación de hojas muy afectadas por alguna plaga o enfermedad; facilitar el
acceso a la corona para determinar la plaga, el grado de afectación, y facilitar la aplicación y
control de los productos fitosanitarios.

En cualquier caso, los cortes deben ser limpios, sin desgarros, utilizando herramientas de
corte adecuadas para cada caso. Es importante no dañar el estípite de las palmeras ya que
no regenera tejidos que recubran la herida. Como norma general, se respetará la vaina y
una porción del pecíolo. Cuando se limpien los estípites hay que tener en cuenta que se
debe eliminar sólo la parte de las tábalas que se desprendan con facilidad.
• Culturales y ornamentales: Trabajos realizados en estípite y valona dando formas
ornamentales; Ornamentación de festejos.

Tipos de Poda

• Palmeras jóvenes: En las palmeras pequeñas se tenderá a amarrar las hojas verdes. En
caso de ser necesaria la poda no debemos eliminar excesivamente hojas ya que ralentiza su
crecimiento, debilita y reduce su vigor, produce estrechamientos de estípite y las vuelve más
vulnerables al ataque de plagas y enfermedades.
• Poda de mantenimiento: Es la realizada sobre ejemplares adultos siendo el objetivo de
esta poda eliminar hojas e infrutescencias muertas o secas, dañadas o no deseadas.

Equipos y materiales
• Herramientas para la poda: márcola, corvellot, hacha, sierra, motosierra.
Todas las herramientas y útiles que causen heridas a las palmeras deberán ser
desinfectadas después de su uso, (lejía al 20-30%), dejando el tiempo suficiente (mínimo 15
min.) para que sea efectiva una acción oxidante/desinfectante.
Acceso a las copas
Antes de ascender a las palmeras hay que efectuar una inspección general de la misma,
valorando en qué estado se encuentra. Este trabajo es imprescindible para garantizar la
seguridad del podador y se realizará desde el suelo, inspeccionando el entorno, raíces,
estípite y copa. La inspección se completa durante la ascensión del palmero.
Seguridad en el trabajo
La primera premisa a tener en cuenta en este trabajo es que un podador nunca debe
trabajar solo. Como mínimo tiene que haber otro podador y material de acceso necesario
para rescatarle y auxiliarle en caso de accidente. Es necesario disponer de un botiquín de
primeros auxilios.

Particularidades
a) Eliminación de partes secas
• Prácticamente se desprenden solas sin necesidad de herramientas.
• La eliminación de racimos: se eliminará lo antes posible evitando que la palmera agote
parte de sus nutrientes en el crecimiento y en la maduración de los frutos.
• La eliminación de inflorescencias de machos favorecerá la eliminación del efecto llamada
del polen al picudo rojo.
b) Corte de hojas verdes
• Debe tener una clara justificación (no estética), y se eliminaran el menor número de hojas.
• La altura del corte óptima debe garantizar una menor emisión de kairomona y
deshidratación del ejemplar, es decir, deberá ser lo más alta posible y tener la menor
superficie expuesta a la entrada de patógenos
• El ángulo óptimo de corte es perpendicular a la intersección que permite que se reduzca la
superficie de corte.

c) Acceso a las copas
Para acceder a las partes elevadas se pueden utilizar cualquiera de estos métodos: bicicleta
de trepa, plataforma elevadora, cesta elevadora, escalera.
En el acceso con bicicleta, al alcanzar la valona, se recomienda atarle una cuerda de trepa
para facilitar el descenso al finalizar el trabajo, facilitar un posible rescate, subir y bajar
herramientas, bajar hojas cortadas
Nunca se debe usar espuelas o similares (producen heridas irreversibles en el estípite) y
acceder a la copa si no se está seguro de la estabilidad de la palmera.

Desarrollado por
Estamos
On-Line!