ARBUSTOS PARA CERCOS Y PARA JARDIN

ARBUSTOS PARA CERCOS

Los arbustos para cercos son ideales para ganar seguridad. Dependiendo de los ejemplares seleccionados, podrán resguardarte también de las ventiscas. Asimismo, resultan prácticos para crear diversas zonas en tu patio. Sin embargo, los especímenes han de compartir necesidades lumínicas, de riego y suelo para que puedan crecer y mantenerse como es debido. Se recomienda además que tengan alturas similares para que luzcan bien.

CARACTERÍSTICAS DE LOS ARBUSTOS PARA CERCOS

En primera instancia, aportan mayor naturalidad que los cercos artificiales. Pueden ser una alternativa más económica, pero demandan cierto mantenimiento. Su apariencia dependerá en gran medida de su tipología, si es caducifolio (pierde sus hojas cada año) o perennifolio (de hojas perennes). Lo ideal es que se elijan especies que sean resistentes al clima, para prolongar su tiempo de vida. Entre los favoritos se encuentran la siempreviva, la adelfa, el laurel y el azarero, pero hay muchos más.

 

¿Necesitas ganar privacidad en poco tiempo? El bambú, la caña o la Eugenia son otras grandes opciones. Mantienen sus hojas aún en el frío invernal. Considera que con los arbustos puedes conseguir una “pared” verde y tupida. Son resistentes y cuando crecen se compactan hasta crear la ilusión de un solo ejemplar. Se aconseja plantarlos en invierno, pues están en reposo vegetativo, creciendo poco, y facilitando su trasplante Para conservar su forma geométrica necesitarás podarlos con frecuencia.

10 ARBUSTOS PARA CERCOS QUE TE GUSTARÁN

Te ofrecemos una recopilación de plantas con flor, aromáticas o con frutos. Todas atractivas y útiles para este proyecto verde. ¡Toma nota de tus favoritas!

  1. Oliveta: crece de forma veloz y maciza. Sus hojas son verdes con orillas pajizas o blancuzcas. Normalmente, alcanzar los cuatro metros de altura y brinda ramilletes de flores níveas con un delicioso perfume.
  2. Corona de Novia: crece unos dos metros de alto. Sus hojas son lanceoladas y caducas. Sus flores se organizan en ramilletes blancos, tiene una variedad rosa pero más escasa.
  3. Crataegus: posee folios perennes redondos de un verde opaco. Crece hasta los dos metros de alto, posee espinas que lo hacen extraordinario como cerco de disuasión. De igual forma, tiene frutos rojos.
  4. Ligustrina: cuenta con hojas caducas de matiz verdoso. Se caracteriza por sus 4 m de altura y su ritmo acelerado de desarrollo. Sus flores son blancas, perfumadas así como distribuidas en ramilletes. Fascina por encontrarse entre las variedades más económicas.
  5. Berberis Artopurpurea: sus hojas prometen capturar todas las miradas con su tono purpúreo. Su crecimiento se detiene a los 2 metros, es caducifolio y está provisto de espinas. Sus flores son pajizas, también tiene mucho potencial como pared disuasiva.
  6. Eugenia: crece aceleradamente aunque alcance apenas el par de metros. Las podas frecuentes benefician su óptima condición, el mayor atractivo radica en sus hojas: pues son rojizas al brotar. Da frutos y flores rojos, mientras presenta vulnerabilidad al invierno.
  7. Boj: su desarrollo oscila entre los 1.5 a 2 m de alto. Tiene un acabado denso que lo vuelve perfecto para cercos de escasa altura. Su inflorescencia es nívea verdosa y discreta.
  8. Oleo Texano Áureo: sencillo de cultivar, tiene un crecimiento acelerado y ofrece un acabado rústico. Tiene poca exigencia en cuanto a la tierra, pero es intolerante a los encharcamientos. Sus folios pueden ser dorados o verdes apagados.
  9. Laurentino: se distingue por su espesura y vigorosidad, así como por su ritmo de crecimiento moderado. Tolera de buen grado los podados de formación al igual que climas distintos. Por ello, es muy popular como base de cercos vivos.
  10. Áurea: posee un follaje parcialmente perenne, de tonos verdosos opacos que van hasta el amarillento. En general tiene un acabado redondeado en sus dos metros de alto. Sus flores parecen campanas blancas y de dulce aroma. Hay que considerar que crece de forma rápida.

¿CÓMO CUIDAR TU CERCO VERDE?

Ahora que conoces algunos arbustos para cercos, necesitas prestar atención a su cuidado. Prefiere formar esta composición con ejemplares de tamaños y exigencias similares. Así te será más sencillo mantenerlas en perfecto estado.

Aplica las técnicas de poda. Será imprescindible echar mano de las tijeras del jardín mientras los arbustos crecen. Según la ocasión, podrás hacerlo con fines correctivos, formativos o de simple conservación. Los cortes correctivos son usuales durante el primer trienio. Con ellos facilitarás una gran densidad en el follaje de tus arbustos. En cambio, aquellos orientados a la sanidad serán menos “rígidos” en cuanto al calendario.

Cada vez que consigas ramas enfermas o muertas podrás cortarlas. Te en cuenta que los arbustos de crecimiento acelerado precisan de podados recurrentes, así garantizarás que no “pierdan” la forma, en especial en composiciones geométricas.

ARBUSTOS PARA JARDÍN

Al momento de poblar nuestro patio, necesitamos priorizar ejemplares que se adapten al ambiente y a las condiciones generales del lugar. Asimismo, la velocidad de crecimiento y el cuidado son claves para escoger los arbustos para jardín. Hojas fragantes y floración colorida o llamativa constituyen un plus nada despreciable. La variedad de texturas, tonos y tamaño, ayudarán a crear armonía y un efecto encantador.

¿POR QUÉ ESCOGER ARBUSTOS?

Los arbustos tienen fama de aportar estructura a las áreas verdes del hogar. Así complementan el estilo y forma del jardín, mientras requieren menor espacio. La diversidad de alturas que ofrecen, en contraste con los árboles, evitan una apariencia selvática. De allí que apelar a los arbustos resulta ideal para separar espacios o darle un toque decorativo a los jardineras. Podrás escoger entre variedades perennes, caducas, altas o bajas, fragantes o con flores.

 

ALGUNOS ARBUSTOS PARA JARDÍN

Durante la época veraniega las flores de lavanda serán una delicia para la vista, por su hermoso colorido. Disfrutarás de su perfume a lo largo del año, y son estupendas para darle un aspecto francés o inglés al espacio.

Para un acabado moderno inclínate por el agapanto. En el verano te regalará sus numerosas flores, y si juntas varios ejemplares en un mismo rincón, se verán primorosos. Podrás optar por maceteros o plantarlos en el suelo, según tus preferencias.

Considerado un arbusto grande o un árbol compacto, está la bugambilia. Sus ramas trepan las paredes creando un efecto de ensueño muy decorativo. Será indispensable que reciba seis horas de luz al día para que permezca frondoso.

OTRAS 6 VARIEDADES DE ARBUSTOS PARA JARDÍN QUE TE ENCANTARÁN

Entre más amplias sean las alternativas, es más probable que encuentres una que se acople a ti. Acá te presentamos una breve recopilación de arbustos para jardín increíbles.

  1. Hortensia. A finales de verano e inicios de otoño te seducirá con sus bellas flores. Puede medir entre uno y tres metros de alto. Si la plantaras en tiestos, escoge la de menor tamaño.
  2. Arándano americano. Su facilidad para sembrar te encantará. Es muy atractivo y da frutos aptos para el consumo. En primavera se adorna con sus flores níveas, mientras que durante el otoño sus folios adquieren un matiz rojizo. Sus frutos son irresistibles para los pájaros. Le darán un atractivo estupendo a tu jardín.
  3. Fresno. Si quieres generar sombra en tu patio, esta es una excelente alternativa. Sus abundantes hojas van desde el verde al pajizo con la llegada del otoño. Ten presente que crece de forma acelerada.
  4. Arce. El paso de las estaciones detona una atractiva variación en sus hojas. En la “tigresa blanca” del verde pasan al pajizo. Para disfrutar de este espectáculo, requiere sombra parcial y gran esmero en su cuidado. La forma de sus hojas solo aumenta su porte ornamental.
  5. Rosa laurel. Si quieres versatilidad y estilo, esta es tu opción. Su floración la hace sumamente vistosa, mientras su dulce aroma será una delicia en tu hogar. Por si fuera poco, se acopla a variedad de terrenos o climas, simplificando su cultivo.
  6. Guillomo de Saskatchewan. Durante la época primaveral este árbol crea un hermoso contraste con sus folios morados y flores níveas. En verano, sus hojas adquieren un tinte verdoso que pasa a rojizo para el otoño. Finalmente, en la temporada fría son plata. Por otra parte, goza de bayas púrpuras y fragantes muy cotizadas por los pájaros.

RODODENDRO PARA UN JARDÍN PEQUEÑO

Prefiere aquellos ejemplares que crezcan poco y pausadamente, carente de raíces que desluzcan o achiquen tu edén. Guiándonos por el ritmo de desarrollo, el rododendro se alza como una alternativa de gran versatilidad. No sobrepasa los tres metros de altura, y está provisto de flores que captarán todas las miradas, por sus vistosos tonos. Te recomendamos colocarlo a luz parcial, con tierra abundante en humus y buen drenaje.

 

Sus rizomas salen a la superficie, por eso necesitarás regarlo con frecuencia. El brezo te ayudará a mantenerlo bien nutrido. Se adapta tanto a un tiesto como a la superficie directa.

PARA ZONAS DE GRAN LUMINOSIDAD: LA ADELFA

La adelfa destaca entre los arbustos predilectos en el Mediterráneo. Alcanza los 5 metros de altura, goza de amplia resistencia y una florescencia perdurable. Tiene gran popularidad en patios pequeños. Sus flores son naranjas, rojizas, níveas o rosas especialmente hermosas cuando goza de buen sol. La sombra acaba por debilitarlas y menguar su floración. Bastará con regarla cada 5 días, la poda se reserva tras terminada su floración.

PARA EL INVIERNO EL DURILLO

¡No renuncies al verde a causa del frío! Disfruta de sus flores níveas que resaltan sus frutos azules. Se caracteriza por su flexibilidad en cuanto al clima, creciendo por igual a sol o sombra. Su media de crecimiento oscila entre los 2 a 4 m.

Al adquirirlo en un tiesto, te será más sencillo hacer el trasplante. Solo procura hacerlo en el periodo frío. Ayudará a crear un espacio íntimo en tu patio, gracias a su contextura densa y redonda.
Ten cuidado, pues la tierra seca será contraproducente para este ejemplar.

PARA LA SOMBRA EL TEJO

Este árbol arbustivo varía mucho en cuanto a sus dimensiones, puede tener uno o múltiples troncos. Prefiere la sombra por encima del sol, puede adaptarse a terrenos con presencia de cal o ácidos. Agradecerá un humus orgánico anual, mientras la poda tiene que ser regular.

 

Así se conservará en todo su esplendor. Puedes colocarlo en tiestos o setos, pero necesitas tener mucha precaución si hay niños o mascotas en casa. Pues representa una variedad tóxica.

 

Desarrollado por
Estamos
On-Line!